7 de julio de 2011

jardin colgante

 Cuidar de un jardín es una de las experiencias mas gratificantes que hay.

Las plantas te devuelven el cariño dedicado con su exuberante belleza y en realidad solo necesitan un poco de agua y atención.

La faltas de espacio no es excusa y la falta de tiempo menos, pues la relajación que se obtiene con los cuidados de nuestras plantas no la encuentras en ningún centro especializado. Si además cultivas especies que puedes usar en la cocina el beneficio es doble.

 Hoy voy a exponer la construcción de un jardín vertical, que sirve tanto para tener un jardín donde el espacio sea mínimo como para decorar una pared.



Para  ello solo necesitamos unos listones de madera, en mi caso de 40x40 mm de grosor. El jardín estará formado por una espaldera semejante a la de los gimnasios pero hecha a la medida de nuestras necesidades.
La estructura básica consiste en dos verticales (en caso de sobrepasar el metro y medio de anchura es recomendable una vertical por cada 60 cm). 
Sobre estos listones verticales se sujetan otros horizontales encastrados sobre una ranura a "media madera" a razón de uno cada 15 o 20 cm (por ejemplo para un metro y medio de altura hay 11 horizontales).



Una vez que tenemos los listones preparados , cortados a su medida y comprobado que encajan en su sitio podemos tratarlos uno a uno pues sera mas fácil que cuando estén  montados. Así que una buena mano de tapa poros y un par de ellas de barniz ( como mínimo) para proteger la madera y conseguir un acabado decente y siempre un lijado suave entre capas para obtener un tacto suave y un acabado perfecto.

Un detalle a tener en cuenta, las testas de los listones verticales conviene  protegerlas con una chapa cortada a la medida, como se ve en la imagen una vez sellada las mismas con barniz o masilla impermeable. Sirve la chapa de algún bote de conserva o lata de refresco, la misión de ésta es evitar que el agua y la intemperie vaya deteriorando la madera por su parte más débil.



La estructura final se monta encolada y asegurada con tornillos. El diseño del montaje depende de cada uno, yo he preferido "descuadrar" cada liston con su continuo para no dar sensación de demasiado cuadrado.
Y se atornilla a la pared con cuatro tornillos (dos por vertical) que tengan suficiente longitud y fuerza para aguantar el futuro peso (la longitud recomendable es el triple del grosor de la pieza a sujetar) de forma que en la pared queden dos tercios de tornillo.

Luego con macetas colgadas con soportes balconeros podemos organizar nuestro jardín colgante. El mas bello, intrépido y atrevido del mundo.
El resultado se ve en las imágenes, aunque no soy precisamente buen fotógrafo, pero creo que se comprende bien y si algún navegante se atreve y necesita consejo no dude en dejar comentario que en pocos días seguro que le ayudo.

2 comentarios:

kkovakk dijo...

Hola make, buen bricoleo amigo ya veo que no paras de hacer cosas.

Saludos

make dijo...

hola kkovakk, las vacaciones de julio que dan para mucho, lastima que por prescripción bancaria no pueda hacer más. Un abrazo

Publicar un comentario

para ver todos los comentarios pulsar sobre los enlaces "mas antiguo mas reciente". Por favor no escriba en mayúsculas, en internet significa gritar y eso queda feo. Si dices tu nombre podre personalizar la respuesta.

bienvenido a makemania...

No soy un técnico, solo un manitas que ha reparado casi todo lo que ha caído en mis manos. Doy consejos, no soluciones definitivas ni verdades absolutas.
Puedes ver o dejar algún comentario al final del post que te guste
, pero cuidado que si no es educado lo borraré.
Eres un buen colega? apúntate en la lista de seguidores de la columna lateral.
Para aligerar la pagina he decidido borrar comentarios de los lectores con los siguientes criterios:- 1º) comentarios que no aporten nada al post. -2º) a comentarios similares aquel que sea anónimo y -3º) los que decida a mi libre albedrío y sin animo de ofender.