13 de noviembre de 2018

Topes para puertas caseros

Siempre hay alguna puerta que se cierra sola a la mínima corriente de aire, la solución para esta molestia pasa por interponer una silla o algo que tengamos a mano. Alguien inventó en su día los topes para las puertas que consisten en un objeto decorativo con el suficiente peso como para evitar que se cierren si no las empujamos, incluso se venden a precios muy económicos pero... para un amante del bricolaje lo ideal es fabricarse uno y si es reutilizando materiales mejor.

Aprovechando que estaba amasando cemento para otra cosa decidí hacerme unos topes utilizando botellas de plástico que iban a terminar en el contenedor de reciclaje. 
proceso de secado del cemento

El trabajo es sencillo, se corta la botella por donde queramos para hacer la forma del tope y se rellena con el cemento, lo dejamos secar un día entero en un lugar que esté bien nivelado para que quede la base bien plana.

Una vez seco lijamos los bordes del plástico y la parte plana del cemento para dejarlo bien liso, a continuación retiramos el polvo y le damos una capa de barniz o cola de carpintero al cemento para que no se vaya deshaciendo con el uso. 

tope funcionando a tope
Es mejor dejar el plástico de la botella ya que así protege las puertas de los golpes y tenemos una superficie externa bien lisa.

otro tope
Una vez terminado se pone un fieltro adhesivo en la base para que no arañe el suelo y ya podemos usar nuestro tope que aguantará la puerta en su sitio y es fácil de desplazar con el pie cuando no se necesite.

Las posibilidades de acabado y decoración de estos artilugios son infinitas y solo dependen de la imaginación y destreza de cada cual. 

Fácil, barato y práctico.



24 de julio de 2018

Chapas de bebidas reutilizadas en el jardin

Las botellas de bebidas tienen un tapón de chapa que normalmente tiramos a la basura o al reciclaje pero con un poco de maña e imaginación podemos reutilizarlas para hacer elementos decorativos. 

Hoy no explico mucho del proceso porque creo que las imágenes bastan para entenderlo, así que ahí va una selección de objetos.

Los materiales: chapas y silicona.

Chapas dobladas y listas para empezar

Doblando las chapas y pegándolas entre si se consiguen divertidos elementos.
Un simpático cactus
 Poner varios juntos aumenta la espectacularidad de la idea.

Composición de cactus
 También se consiguen divertidos grupos con un poco de imaginación.

Plantas carnivoras



O simplemente uniendo dos chapas.


Chapas cartel
Sencillo, barato y práctico. Y también nos pueden ayudar los más pequeños.

23 de junio de 2018

Mariquitas para adornar nuestras macetas

 Existen muchas formas de embellecer nuestras macetas o rincones del jardín, a mi me gusta usar elementos que de otra forma irían a la basura.
En esta ocasión os muestro como hacer unas simpáticas mariquitas para dar un toque divertido y de color.


      
Un toque divertido        








 Los materiales son sencillos y fáciles de conseguir, se trata de unas bolas de las botellas de licor, también valen canicas de plástico o cuentas de collar.


Bolas de plástico
 Para hacer nuestros adorables coleópteros necesitamos media esfera que se consigue limando la bola hasta la mitad ,más o menos, nos sirve para esto una lima o un papel de lija un poco grueso, se apoya la bola sobre la superficie abrasiva y la vamos frotando hasta que esté a nuestro gusto.

Media esfera
 Una vez conseguida la forma, y para poder manipularla mejor es conveniente pegarle un clavo en la parte plana, así podemos sujetarlas con unas pinzas y pasamos a la fase de pintado.


Fase de pintado
 Un poco de pintura roja, cuando seque unas lineas en negro y cuando estén bien secas un poco de barniz incoloro para proteger los colores.

Listas para decorar un rincón
 
 Como hay muchas variedades de mariquitas también tenemos muchos colores donde elegir. Fácil, barato y bonito.

28 de mayo de 2018

Maceta deportiva

Todo tiene una segunda utilidad, encontrarla es solo ponerse a pensar un poco.

balón pinchado
Este balón ya vivió tiempos gloriosos pero podemos reutilizarlo para poner unas simpáticas y bellas suculentas.

Pocas herramientas son necesarias para este trabajo, con un cuter o cuchillo se corta con cuidado para sacarle el globo que lleva en su interior.

cortado y doblado
A continuación se dobla para formar un cuenco con él, se llena de sustrato y ya podemos plantar a nuestro antojo.
resultado: una planta muy deportiva


Fácil, rápido y práctico.



12 de mayo de 2018

Soporte para mantenimiento de bicicleta

 Para realizar el mantenimiento de nuestra bicicleta hay veces que es muy útil tener un soporte para poder trabajar más cómodo, para un amante del bricolaje es un placer construirse uno y si es aprovechando materiales mucho mejor.

placa de sujeción
 El soporte consta de dos partes -una placa de sujeción y un mástil- que podemos hacer fácilmente. Para hacer la placa he utilizado una chapa de aluminio de 2 milímetros de grosor y de unos 10 cm de ancho x 15 cm de largo. Esta chapa se dobla en forma de J con de tal manera que nos queda una caja de 2x2 cm en la parte baja; se recorta por las esquinas para que quede más bonita y se forra por dentro con unas tiras de fieltro adhesivo para que no raye la pintura de la bici.

soporte montado
 Una tira de 3x8 cm de también de aluminio nos servirá para hacer de mordaza y que luego quede la bici bien sujeta. Todas las piezas se cogen con un tornillo pasante y, para que sea cómodo de poner, una palometa.

montado sobre el cuadro
 Como mástil podemos usar cualquier cosa, un listón de madera un tubo... lo importante es que tenga una buena base para que no vuelque como un disco metálico o unas patas en forma de cruz. En mi caso he aprovechado el mástil de un ventilador de pie que tenia averiado por un rincón del garaje.

soporte funcionando

 La forma de montaje se entiende bien (creo) con las imágenes, se monta sobre la horquilla trasera del cuadro, se aprieta la palometa y ya tenemos la bici con una rueda al aire para poder limpiar y engrasar la cadena y sistema de frenos de forma cómoda y práctica.

Fácil, barato y práctico.


9 de enero de 2018

Maqueta de molino de viento

Para el belén o un diorama cualquiera un molino de viento es un elemento vistoso y muy sencillo de realizar, podemos incluso acoplarle un motor para que gire las aspas, aunque en esta ocasión lo he hecho estático no descarto motorizarlo en el futuro.
Lo primero es calcular el tamaño, las dimensiones mas o menos correctas de un molino real son 6 metros de diámetro por 8 metros de alto mas otros tres metros de tejado, así tenemos una base donde calcular las medidas para nuestra maqueta. Como yo lo que buscaba era un elemento más para la decoración del belén tampoco me he esforzado en sacar una escala exacta y he utilizado materiales fáciles de encontrar, la mayoría reciclados, y que despierten la curiosidad de los que visiten mi particular  portal de Belén esta navidad.

molino de viento al estilo típico del levante español
La torre es cilíndrica, se puede hacer fácilmente con un tubo de cartón u otro material que reforzamos pegandole capas de papel (las servilletas de papel o los pañuelos dejan un acabado espectacular) con cola blanca diluida en agua al 50% , cuando este seca tenemos un tubo bastante rígido y con una textura parecida a obra de piedra y cal. Lijamos para dejarlo a nuestro gusto y podemos ir recortando la puerta y los ocho ventanucos superiores, estos se hacen bien con un taladro y después con una lima los dejamos cuadrados.
torre del molino
 El tejado, que también es la cámara de mecanismos del molino, se hace fácilmente con un disco de cartulina de diámetro superior a la torre, realizamos un corte en un radio y se forma el cono; aquí hay que jugar un poco y hacer varias pruebas con un papel para determinar el tamaño del tejado, si nos ajustamos mucho a la escala puede quedar algo desproporcionado. una vez que ya tenemos el cono a nuestro gusto se forra con tejas, briznas de paja o tablillas finas cortadas en cuña. las tejas son fáciles de hacer con cartón ondulado pero a mi me gusta mas con las tablillas.

conformando el tejado del molino
 Un truco para que el tejado pueda ser desmontado fácilmente consiste en hacer con cartulina dos piezas como se ve en la imagen, así encaja en la torre y podemos variar la postura después dentro del diorama y tendremos acceso a motorizarlo si queremos. Los tejados de los molinos son giratorios para enfrentar bien el viento, el nuestro debe serlo también o por lo menos parecerlo. en un lado del tejado ponemos una cuña de corcho o madera que nos servirá de soporte para el eje de las aspas.

soporte del tejado
 Y llega el turno de las aspas, las he construido con unos palillos de brocheta y malla de plástico. Hay molinos que tienen hasta diez aspas pero con cuatro se ve menos cargado, la medida en un molino real seria de 9 metros, un metro más que la altura de la torre. Se necesitan un eje y cuatro aspas, sobre el eje se monta un trozo de corcho que servirá para clavar las aspas en su posición. Una vez pintado se monta sobre el tejado teniendo cuidado de darle una inclinación lógica al eje, aproximadamente 15 grados, taladramos el tejado en la cuña que previamente habíamos puesto y se inserta el eje.

materiales de las aspas
 Ya solo falta darle unos toques de decoración como el mástil que lleva detrás pegado que en teoría sirve para girar el tejado, algunas piedrecitas formando un zócalo, una puerta de madera y un detalle bonito para los más observadores: si dejamos la puerta entreabierta y colocamos dentro de la torre saquitos de tela o algodón y algunas tablas parecerá que esta amueblado y en pleno proceso de trabajo nuestro molino. Un hilo fino anudado entre el eje que sobresale y las aspas le da un toque de realismo y sofisticación al modelo. No es una maqueta muy realista pero cumple con creces su misión.

maqueta de molino terminada

Bueno, bonito, barato y entretenido y ademas como no se necesitan herramientas peligrosas pueden ayudarnos los más peques de la casa.

18 de diciembre de 2017

Barriles de vino para el belén con tapones de corcho

Ahora que se acerca la navidad y muchos están montando el típico belén no está de más añadir algún elemento hecho por nosotros mismos (o DIY como se dice ahora) para darle un toque personal; fácil de hacer y con materiales de reciclaje que es lo mismo que decir barato y divertido. El material: tapones de corcho, y las herramientas son las que cualquier amante del bricolaje y las manualidades ya tiene en casa, aunque también son económicas por si nos falta alguna.


 Con tapones de corcho se pueden moldear muchas figuras, las más sencillas unos barriles o toneles. se cortan fácilmente con un cutter o un cuchillo bien afilado; se les puede dar forma con la misma cuchilla y lija o utilizar el taladro a modo de torno para un acabado más que aceptable.


 Para hacerlos con el taladro necesitamos atravesar el tapón con un clavo para que nos sirva de eje, un truco para que quede bien centrado es clavarlo por un lado hasta que salga por el otro, seguramente sale descentrado entonces quitamos el clavo y lo volvemos a poner desde el otro lado, el clavo encontrará el primer agujero que le hará de guía y saldrá por donde entro primero. 


Sujetamos el clavo al portabrocas del taladro y ya podemos empezar a darle forma, lo ideal es tener el accesorio para poner el taladro fijo sobre un banco de trabajo para poder trabajar con seguridad. Con gubias, limas y lijas podemos ir dándole la forma que queramos; con mucho cuidado de no tocar el taladro con ninguna herramienta, que podemos tener un accidente y se trata de disfrutar con el trabajo no de acabar en urgencias.


 También podemos utilizar el giro para marcar con un lápiz las lineas que simulan los flejes del tonel.
después se dibujan con lápiz o rotulador las lineas de tablas y el tapón del barril y con un alfiler o un clavito pequeño se simula el grifo. una vez terminados de decorar conviene darles una mano de barniz incoloro para que no se borren las lineas con el tiempo.

 Una forma de presentarlos en el belén  es poniéndolos tal cual en cualquier rincón o haciéndoles soportes con cerillas o palillos, a gusto y capacidad de la imaginación de cada uno.


 Con el mismo sistema se pueden hacer tinajas, calderos, ánforas.... lo que nuestra imaginación sugiera, eso sí con mucho cuidado y atención ya que trabajamos con herramientas cortantes.


 Una forma de reutilizar los tapones de corcho después de disfrutar del delicioso caldo que guardaban. Fácil, barato, practico y bonito, un proyecto DIY que hará las delicias de nuestra maqueta.



11 de noviembre de 2017

Balda rinconera con soportes invisibles

Una forma practica y bonita de aprovechar una esquina es colocar unas baldas rinconeras, en esta ocasión os muestro paso a paso como fabricarnos unas que ademas tienen un soporte invisible lo que las hace parecer mucho más livianas.

Baldas con soporte invisible

   Para la construcción de nuestras lejas se necesitan dos piezas iguales de contrachapado de cinco milímetros y varias piezas de listón de madera. Se trata de hacer un sándwich con ellas dejando un hueco para los listones que irán atornillados en la pared. La forma a gusto de cada uno, yo he recortado en cuarto de circulo partiendo de dos cuadrados de 20x20 cm.


Piezas necesarias
   Sobre una de las piezas de contrachapado se encolan los listones de madera, que previamente hemos cortado a la medida necesaria, y sobre estos la otra pieza de contrachapado; sujetamos con unas sargentas y a esperar que el adhesivo haga su trabajo. Una vez seco y bien pegado se cubre el frente con chapa de cantear y ya está listo para el acabado final: barniz, cera o pintura al gusto de cada cual y acorde con la decoración del resto de la estancia. Es muy importante dejar el hueco suficiente para que puedan encajar después los soportes invisibles.
Proceso de encolado
   Los soportes son dos piezas de madera de los mismos listones que usamos para el sándwich, se atornillan a la pared formando escuadra y comprobando que estén bien nivelados o nuestra leja se vería torcida. Después solo hay que hacer que encajen en el interior de la balda. Si es pequeña sobra para que se aguante sin más pero en caso que sea grande o nos quede algo bailona se puede poner un tornillo que la sujete a los listones una vez colocada por la parte menos visible.

Soportes invisibles. 
   El resultado es bonito, lleva poco esfuerzo y se le pueden hacer muchos acabados diferentes, un trabajo DIY perfecto para un par de tardes con el que conseguir un elemento practico en la decoración de nuestro hogar, Apto para todos los bolsillos y niveles de destreza en el bricolaje.

Baldas colocadas y en uso.

Espero que os guste la idea, hasta la próxima.

16 de julio de 2017

Orden en la cocina, un practico truco para guardar las tapas de las sartenes

En nuestras cocinas cada día tenemos más utensilios y tenerlos ordenados y a mano es solo cuestión de usar cada espacio disponible con un poco de lógica.
Un espacio poco utilizado es usar el interior de las puertas para tener colgado y ordenado todo lo que se nos antoje, siempre que no sea tan voluminoso que no permita el uso normal de las puertas.  

En esta ocasión os muestro un sencillo organizador de tapas realizado con materiales ligeros y sencillos de conseguir: unas pletinas de aluminio cortadas a un par de centímetros menos que el diámetro de las tapas, unos separadores de 1,5 cm de longitud  hechos con tubo de 10 mm del que se utiliza para cortinas y unos tornillos de la medida justa para que sujeten el invento sin traspasar la puerta. 

En las imágenes siguientes se comprende perfectamente.
pletinas de aluminio ya montadas
 Un trabajo sencillo, rápido de hacer, barato y muy, pero que muy, practico.
resultado final
Espero que os haya gustado.

3 de diciembre de 2016

Pozo para el belén

Un detalle bonito para decorar nuestro belén en Navidad o cualquier maqueta que estemos haciendo, en esta ocasión os cuento como hacer un pozo de agua (o más bien el brocal o parapeto ya que el pozo realmente sería el agujero que contiene el agua)
  Lo primero es decidir el tamaño para que quede bien con el resto del decorado, los materiales son fáciles de conseguir ya que la mayoría son reciclaje de restos que todos tenemos en casa.

  El cuerpo principal  o brocal del pozo lo he hecho con corcho blanco (poliestireno) recortado de un embalaje, con una cuchilla le doy la forma redonda y lo vacío por dentro y con unos recortes se forman unas losas para la parte inferior que se pegan fácilmente con cola blanca o cualquier pegamento que no tenga disolvente ya que este material no lo soporta y se derrite con él. Las imperfecciones de los cortes le darán un aspecto rustico y antiguo.

cuerpo principal del pozo
 Una vez formado el brocal una mano de pintura al agua de color blanco que nos preparará la superficie para el resto de la decoración. 
 El puente para la polea se hace con unos listones de madera y con alambre fino se conforma el ojo o polea por donde pasará la cuerda. También con alambre fino hice unas espigas para después poder clavar el puente al brocal; para poner los alambres sin problema hay que hacer primero un taladro sobre la madera del diámetro adecuado.

puente del pozo
 En la imagen se ve como queda montado; con pinturas al agua de varios tonos: marrón, verde, gris, tierra etc... se termina de decorar, algo de musgo queda perfecto en los rincones.

decoración del brocal
 El balde es muy sencillo de construir, este lo hice con la cánula de un tubo de silicona que por su forma cónica da un efecto bastante real, se recorta a la medida deseada, con alambre se le hace el asa y se pinta en un color plateado o simulando madera, al gusto de cada cual.

construcción del cubo
 Con un poco de pegamento e hilo se monta el balde en su lugar y ya tenemos listo nuestro pozo para saciar la sed de todas las figuras del belén. Es importante planear donde se va a colocar para que los colores de la decoración concuerden con el resto de decorado, por ejemplo si lo vamos a colocar en zona desértica usaremos marrones claros y amarillos, si va ser zona frondosa entonces marrones más oscuros y verdes, así queda mejor integrado.

brocal terminado
 Fácil, bonito, barato y apto para que nos ayuden los peques de la casa.


23 de noviembre de 2016

Puente para el belen

Un detalle bonito para el belén navideño (o cualquier diorama) es el típico rio con su puente, hoy os cuento paso a paso como hacer un puente original de madera y a medida de nuestras necesidades. Los materiales son fáciles de conseguir: tablillas finas de las que se usan para las maquetas de barcos o rechapados para cantos de muebles recortados con cuidado o, como es mi caso, tablas reutilizadas de un calendario enrollable (la cuestión es que sean finas para poder doblarlas sin que se rompan al curvarlas), corcho o cartón para los moldes, cola blanca de carpintero o pegamento transparente y algunas pinzas o gatos pequeños para sujetar las maderas mientras seca el adhesivo.

El puente esta construido con dos vigas de apoyo con forma curva y varias tablas que conforman el piso. Para dar la forma curva a las vigas hacemos en primer lugar un molde con la forma deseada, yo he utilizado poliestireno (también llamado corcho blanco) aunque vale cualquier material que sea fácil de trabajar. Apoyadas en este molde pegamos con cola de carpintero, una sobre otra, varias tablillas, dos o tres según la escala de nuestro diorama, dejamos secar bien la cola y quedaran como si fuese una sola pieza que tendremos que lijar para dejarla bonita.

Fabricando las vigas curvas
 Una vez que tenemos las vigas trasladamos la anchura de nuestro rio a un soporte cualquiera para tener una referencia de la medida y sujetamos las vigas como se ve en la imagen para poder ir pegando las tablas del piso, empezamos del centro hacia los lados para que el efecto final sea más estético. Aquí solo debemos cuidar que estén bien paralelas  o nos quedará el puente retorcido.

Inicio del montaje
La distancia entre tablas del piso es importante que sea uniforme, utilizando una de las  tablas como separador conseguiremos un efecto muy realista. Si el puente es pequeño bastará con dejar secar la cola para poder manipularlo, si es grande puede que necesitemos sujetar con pinzas el piso contra las vigas hasta su secado. Normalmente la cola blanca suele secar en un par de horas pero recomiendo dejarla mucho más tiempo para asegurar un buen acabado, también es importante limpiar la cola que nos rebose antes que seque o dejará manchas en la madera.


Montando el piso del puente

Una vez que el conjunto se pueda manipular recortamos los extremos que sobran, barnizamos o pintamos al gusto y ya tenemos un practico puente para que los pastores del belén puedan cruzar el rio con seguridad y sin necesidad de mojarse los pies.

Puente terminado



Yo he decidido dejarlo tipo pasarela pero se pueden hacer unos pasamanos con palillos o cerillas para dejarlo más sofisticado. Cumple la norma de bonito, barato y fácil ademas de ser divertido de hacer y como no se usan herramientas peligrosas pueden colaborar los peques, así que ya nadie tiene excusa para poner un buen puente en su representación de la Natividad.


29 de agosto de 2016

Mesita de centro para el salón

Tenía una piedra de granito y para aprovecharla decidí construirme una mesa de centro para el salón a la medida y con un aire moderno.
Para este trabajo son necesarias varias piezas de madera, he usado listón cepillado de abeto de 44x44 milímetros ya que es fácil de trabajar, pesa poco y es bastante estable además de aceptar muchos tipos de acabado. En la parte baja de la mesa una balda formada con varillas de aluminio de 8 milímetros de diámetro conforman un practico revistero. Os cuento como se hace por si alguno se atreve a construirse una, las medidas van en el gusto de cada cual.
Piezas de madera.
 Para este modelo son necesarias cuatro piezas largas, cuatro cortas y cuatro patas, todas ellas del mismo material y ensambladas con el clásico método de tubillones y encolado. Una vez decididas y calculadas las medidas de cada pieza se cortan, mejor con una sierra ingletadora para que las testas de queden bien rectas y a escuadra.
 
Listones fresados.


 Llega el momento de mecanizar cada listón, los superiores llevan un rebaje hecho con la fresadora para empotrar luego la piedra; si no se dispone de fresadora se pueden pegar dos listones de diferente sección para simular el cajeado. También se preparan los taladros para los tubillones marcando la posición de cada pieza para que luego se pueda montar sin problemas. En los largos inferiores se hacen los orificios ciegos para las varillas de aluminio; se lijan asperezas y se matan los cantos.
Detalle de la preparación.
 Una vez preparadas todas las piezas llega el momento del montaje, primero los laterales cada uno por su lado, mientras la cola hace su trabajo se sujeta con sargentas o cinchas. Es importante limpiar bien con un paño o papel húmedo todo el adhesivo que rebose antes de que seque pues si no lo hacemos ahora quedaran manchas muy difíciles de eliminar después.

Proceso de encolado.
 Con los laterales ya secos y firmes se procede al resto del montaje, los travesaños cortos y las varillas y vuelta a sujetar fuerte hasta que la cola o pegamento que usemos haya secado bien.
Montando el conjunto.
 Un detalle que le he añadido y me ha gustado bastante, unas viejas monedas empotradas en la testa superior de las patas. (un valor añadido)
Moneda empotrada.

 También con una pletina de aluminio doblada en sus puntas y puesta sobre las varillas le da más superficie de apoyo al revistero al tiempo que decora.
Detalle de la balda revistero.
 Una vez que el conjunto esta montado y bien sólido se repasan toda las superficies, primero con lija de grano medio y después otra de grano fino para dejarlas muy suaves y listas para el acabado final.
Las manos que precise de barniz, tinte o laca al gusto de cada uno y cuando este listo se pone la piedra, unos fieltros en la base de las patas para poder arrastrar después la mesa con comodidad y a disfrutar de un mueble hecho por nosotros mismos.

Mesa terminada.
Fácil, bonito y barato...

bienvenido a makemania...

No soy un técnico, solo un manitas que ha reparado casi todo lo que ha caído en mis manos. Doy consejos, no soluciones definitivas ni verdades absolutas.
Puedes ver o dejar algún comentario al final del post que te guste
, pero cuidado que si no es educado lo borraré.
Eres un buen colega? apúntate en la lista de seguidores de la columna lateral.
Para aligerar la pagina he decidido borrar comentarios de los lectores con los siguientes criterios:- 1º) comentarios que no aporten nada al post. -2º) a comentarios similares aquel que sea anónimo y -3º) los que decida a mi libre albedrío y sin animo de ofender.